lunes, 19 de octubre de 2020

Madrid. Cena de Cristo Rey 2020, entorpecida por las circunstancias

La Cena de Cristo Rey, tradicional de los carlistas madrileños, tiene lugar el sábado anterior a la fiesta litúrgica de Cristo Rey (último domingo de octubre). Este año, pues, el sábado 24 de octubre. Pero las restricciones impuestas so pretexto del coronavirus COVID-19 —que parecen deberse más a otro experimento de reingeniería social que a motivaciones sanitarias— hacen muy difícil celebrarla con normalidad. Se informará posteriormente de lo que se haga.

Parecidas restricciones hicieron imposible el pasado abril la celebración de la LVII Reunión de Amigos de la Ciudad Católica, que organizan la Fundación Speiro y el Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II. Se trasladó a este octubre, con el propósito de hacerla coincidir con la Cena de Cristo Rey; nuevamente ha habido que cambiar de planes, y la reunión, reducida en su programa, tendrá lugar de manera virtual el mismo sábado 24, D.m.


La celebración de esta fiesta, que se renovará cada año, enseñará también a las naciones que el deber de adorar públicamente y obedecer a Jesucristo no sólo obliga a los particulares, sino también a los magistrados y gobernantes.

A éstos les traerá a la memoria el pensamiento del juicio final, cuando Cristo, no tanto por haber sido arrojado de la gobernación del Estado cuanto también aun por sólo haber sido ignorado o menospreciado, vengará terriblemente todas estas injurias; pues su regia dignidad exige que la sociedad entera se ajuste a los mandamientos divinos y a los principios cristianos, ora al establecer las leyes, ora al administrar justicia, ora finalmente al formar las almas de los jóvenes en la sana doctrina y en la rectitud de costumbres. Es, además, maravillosa la fuerza y la virtud que de la meditación de estas cosas podrán sacar los fieles para modelar su espíritu según las verdaderas normas de la vida cristiana.

S.S. Pío XI, encíclica Quas primas, instituyendo la fiesta de Cristo Rey. 11 de diciembre de 1925.

viernes, 11 de septiembre de 2020

Madrid, sábado 12. Primer aniversario de Alberto Ruiz de Galarreta


 

Este sábado 12 de septiembre de 2020 se cumple el primer aniversario de la muerte en Valencia del Excmo. Sr. D. Alberto Ruiz de Galarreta Mocoroa, Manuel de Santa Cruz, a los noventa y seis años de edad. Veterano y leal carlista, apoyo de este Círculo Cultural Antonio Molle Lazo desde su fundación. Comendador de la Orden de la Legitimidad Proscrita; miembro de número del Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II; Coronel Médico de la Armada Española; historiador, publicista; hasta el final militante por la Unidad Católica de España.

Por su eterno descanso se ofrecerá una Santa Misa a las 19:00 (siete de la tarde, D.m.) del mismo sábado en la madrileña Capilla Santiago Apóstol, C/. Catalina Suárez, 16 (Metro Pacífico; autobuses 8, 10, 24, 37, 54, 56, 136, 141).



Esta convocatoria en Facebook:

https://www.facebook.com/events/342901893527335/

viernes, 7 de agosto de 2020

Ante la huida de España de Juan Carlos

Nota de la Secretaría Política de Don Sixto Enrique de Borbón con motivo de la huida de España del anterior Jefe del Estado.

Los acontecimientos que han forzado la huida del anterior Jefe del Estado, don Juan Carlos, al igual que su hoja de servicios, no son precisamente ejemplares; menos aún cuando se contemplan desde la tradición católica de la Monarquía española. Claro es que la familia que detenta el trono se halla desde el principio alejada de la misma. Sin embargo, la monarquía, aun la espuria, levanta tales odios para la Revolución, que sólo con dificultad la sufre, desembarazándose de ella en cuanto puede. En España la República tuvo que disfrazarse de monarquía, porque de otro modo resultaba inaceptable para los españoles, como quedó demostrado en las dos breves ocasiones en que se quitó la corona. ¿Va a intentarlo de nuevo?

La Comunión Tradicionalista, como depositaria de la verdadera tradición monárquica, sólo puede constatar una vez más en la experiencia lo que desde los principios siempre ha afirmado. Sin resentimiento y sin regocijo. Con preocupación por lo que queda de España. Las fuerzas que quieren acelerar su destrucción una vez más están prontas. Mientras que las que la han hecho posible con su inconsciencia tanto como con sus errores carecen, también una vez más, de capacidad y voluntad de respuesta. Que el actual Jefe del Estado haya facilitado o incluso promovido la salida de su padre puede ser –según la famosa y cínica frase– peor que un crimen: un error. Que es posible termine pagando, más pronto que tarde, reducido como queda a una irrelevancia total y visible. Y que es seguro pagaremos todos. Nosotros redoblaremos los esfuerzos por mantener la bandera de la Monarquía, de la auténtica, ahora que la postiza comienza a declinar según un sino fatal. Y que Dios nos ampare a todos.

Madrid, 6 de agosto de 2020.

martes, 21 de julio de 2020

Centenario de Rafael Gambra Ciudad

Madrid, 21 julio 2020, San Lorenzo de Brindis; Santa Práxedes. [FARO]. Como recuerdan hoy las efemérides de FARO, se cumplen este martes cien años del nacimiento en la villa y ex-corte del Excmo. Sr. D. Rafael Gambra Ciudad (Madrid, 1920-2004), Jefe de la Secretaría Política de Don Sixto Enrique de Borbón; alférez de requetés en la Cruzada; catedrático; pensador tradicionalista; comendador de la Orden de la Legitimidad Proscrita.

Para conmemorar este centenario, la Comunión Tradicionalista, sus asociaciones y otras organizaciones afines tienen preparada toda una serie de actos y publicaciones. Entre éstas ya ha aparecido el libro Tradicionalismo y Carlismo, que reúne artículos de don Rafael, en la Colección De Regno que publica el Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II. La revista Verbo, por su parte, le dedica el cuaderno central de su número 585-586 (mayo-junio-julio 2020), con artículos del propio homenajeado y otros a él dedicados de Danilo Castellano, Miguel Ayuso y Julio Alvear Téllez; así como prólogos a diversas obras suyas firmados por José María Pemán, Francisco Elías de Tejada y Gustave Thibon. De ambas publicaremos más amplia información próximamente.

miércoles, 24 de junio de 2020

Campaña de la CTrad contra la ideologización desde las instituciones públicas

Por culpa de la negligencia criminal del Gobierno juanista-socialista, no hemos podido celebrar la Noche de San Juan como es debido. Hoy, fiesta de la Natividad del Bautista, parece un día apropiado para recomendar a los socios y amigos del Círculo Cultural Antonio Molle Lazo la nueva campaña de la Candidatura Tradicionalista (CTrad).

Esta campaña es ahora especialmente relevante en Madrid, donde —en medio del mes dedicado al Sagrado Corazón de Jesús— todas las instituciones políticas del régimen constitucional se empeñan en imponernos una rutilante celebración del «Orgullo» aberrosexualista. Nos han tenido confinados, casualmente, entre las exhibiciones masivas de un 8 de marzo dedicado al feminismo más enloquecido y la preparación de esta semana de junio que ellos pretenden «arcoíris». Recemos por no sufrir a continuación otra gran emergencia sanitaria: los sodomitas son exponencialmente más propensos a las enfermedades infecciosas que el resto de la población.

Así que, contra la pinza «orgullosa» —que forman, de un lado, el Gobierno de la nación en manos del PSOE y Unidas Podemos; del otro, los gobiernos municipal y autonómico de Madrid, en manos del PP y Ciudadanos con el apoyo de Vox— aprovechemos esta campaña contra la proliferación de enseñas inmorales y traidoras en nuestros edificios públicos:

Hay un cierto deleite adicional en la victoria contra una causa maligna cuando dicha victoria se obtiene empleando las armas y las reglas propuestas por los próceres de dicha causa.

La Comunión Tradicionalista, como los españoles de bien, viene observando desde hace ya demasiados años la proliferación en nuestros edificios públicos de banderas y enseñas que simbolizan, desde las más perturbadas revoluciones en el ámbito de la moral y de la familia, hasta los más osados disparates de los diversos cánceres separatistas que infestan nuestro país.

Hasta hace poco, ante la exhibición de enseñas separatistas y «orgullosas» no había mucho que se pudiera hacer —en el plano de la estricta legalidad, al menos— ya que tenemos una Ley de Banderas (Ley 39/1981, de 28 de octubre) que se ha aplicado poco y mal y que, atentos al truco de magia jurídica, contempla una serie de comportamientos constitutivos de infracción en materia de banderas y enseñas pero no un régimen sancionador.

Así, han sido pocas las ocasiones en que el perezosísimo Leviatán que es el Estado español ha puesto en funcionamiento su maquinaria para obligar a tantos ayuntamientos en Vascongadas a colgar la rojigualda (constitucional ella, pero no siempre se puede tener todo) junto con la ikurriña, enseña particular del PNV supuestamente adoptada como propia por el pueblo vasco; o a tantos otros de Cataluña a hacer lo propio junto con la señera.

De algún modo (pues a veces también los halcones liberales flaquean), el Tribunal Supremo acaba de fallar poniendo coto, severa y tajantemente, a tales alardes de política vexilológica:

En Sentencia 1163/2020, de 26 de mayo el alto tribunal, interpretando los artículos 3 a 7 de la mencionada Ley, estipula y fija como doctrina que «no resulta compatible con el marco constitucional y legal vigente, y en particular, con el deber de objetividad y neutralidad de las Administraciones Públicas la utilización, incluso ocasional, de banderas no oficiales en el exterior de los edificios y espacios públicos, aun cuando las mismas no sustituyan, sino que concurran, con la bandera de España y las demás legal o estatutariamente instituidas».

En la Comunión Tradicionalista hemos acogido, si bien con cautela, con cierta alegría este pronunciamiento, pues nos permite —al menos hasta que el Tribunal Constitucional, el TEDH o el propio Gobierno modificando la norma en cuestión dejen la Sentencia en agua de borrajas— exigir a los Ayuntamientos, Diputaciones, Gobiernos, Parlamentos Autonómicos etc. que retiren de sus mástiles, balcones, ventanas, cualquier enseña que carezca de carácter oficial. Es decir, no más banderas «orgullosas», no más esteladas, no más (como era el caso de la Sentencia) banderas representativas de movimientos separatistas o, directamente, terroristas.

Adelantándonos a algunas preguntas que se pudieran formular, nosotros mismos nos hacemos y respondemos las siguientes:

1. ¿Cómo consigo que mi Ayuntamiento/Diputación etc. retire una de esas banderas?

Hemos elaborado un modelo de escrito que deberá completarse con los datos del organismo público en cuestión, a quien se enviará en primer lugar. Recomendamos adjuntar una fotografía y proceder a ponerlo en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado si el organismo desoyera la petición.

Escribiendo a la siguiente dirección de correo, quien lo desee podrá solicitar el escrito en cuestión y devolvérnoslo con los datos requeridos y las fotografías que se quieran incluir para que la CTrad proceda a ponerse en contacto con el organismo infractor:

iniciativas@ctrad.es

2. ¿Qué banderas se consideran «no oficiales»?

Las banderas «orgullosas» (sean indígenas, aberrosexualistas o de cualquier otra clase), las banderas separatistas, las banderas de España que contengan cualesquiera «símbolos o siglas de partidos políticos, sindicatos, asociaciones o entidades privadas» y, en general, cualquier bandera que no sea la nacional, la autonómica y la municipal o de la Diputación, en su caso.

3. ¿Si los organismos públicos desoyen la petición y las FFCCSE se niegan a actuar…?

La Comunión Tradicionalista estudia la vía judicial.

No tenemos la pretensión de hacerle el trabajo sucio al Tribunal Supremo ni a las fuerzas del orden vigilando en su nombre el cumplimiento de sus leyes, sino que nos servimos de los instrumentos jurídicos de que disponemos para seguir sirviendo a la Santa Causa. Es decir, que no pretendemos que se retiren banderas «orgullosas» y separatistas por no ser oficiales, sino por ser inmorales y traidoras, respectivamente. Por ello, la Comunión Tradicionalista presta su nombre y su autoridad a esta campaña. Quien prefiera actuar en nombre propio puede solicitar, igualmente, nuestro escrito pero, quienes así lo deseen, pueden remitir los datos de las infracciones de que tengan conocimiento del modo arriba indicado para que la CTrad pueda centralizar esta campaña que, al momento presente, no nos consta que se haya emprendido desde ninguna otra formación política.

Si el Estado liberal en descomposición empieza a tambalearse, tengan por seguro que vigilaremos y cooperaremos en lo posible a su caída, por la restauración del reinado social de Nuestro Señor Jesucristo.

Para más información y para colaborar de cualquier modo con la campaña, les recordamos que pueden escribir a iniciativas@ctrad.es


Actualización 22 de julio de 2020 (clic sobre el título siguiente):

CTrad: Final de la campaña contra la ideologización desde las instituciones públicas

domingo, 12 de abril de 2020

Santa y feliz Pascua de Resurrección

Libro de Horas de la Reina Isabel la Católica
Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo del Escorial
Regina Coeli laetare,
Alleluia,
Quia Quem meruisti portare,
Alleluia,
Resurrexit, sicut dixit,
Alleluia.
Ora pro nobis Deum.
Alleluia.

Gaude et laetare Virgo Maria, alleluia.
Quia surrexit Dominus vere, alleluia.

miércoles, 11 de marzo de 2020

Suspendidos los actos del día 14 de marzo en El Pardo (Madrid)

Madrid, 10 de marzo de 2020.

Lamentamos tener que comunicar que los actos centrales por los Mártires de la Tradición 2020 que se iban a celebrar en El Pardo el sábado 14 de marzo se posponen sin fecha determinada hasta que se normalice la emergencia de salud pública que padecemos en toda España. Las recomendaciones de las autoridades sanitarias y la probable ampliación de prohibiciones respecto a actos públicos, nos obligan a suspender la celebración.

La anunciada Santa Misa por los Mártires de la Tradición se ha oficiado de manera privada y en otro templo.

A todos aquellos que hayan hecho transferencia para reservar cubierto, se les reintegrará el importe a la mayor brevedad que nos sea posible.

Pedimos disculpas por las molestias ocasionadas.

Por Dios, la Patria, los Fueros y el Rey legítimo.
¡Viva Cristo Rey y viva España!