lunes, 19 de octubre de 2020

Madrid. Cena de Cristo Rey 2020, entorpecida por las circunstancias

La Cena de Cristo Rey, tradicional de los carlistas madrileños, tiene lugar el sábado anterior a la fiesta litúrgica de Cristo Rey (último domingo de octubre). Este año, pues, el sábado 24 de octubre. Pero las restricciones impuestas so pretexto del coronavirus COVID-19 —que parecen deberse más a otro experimento de reingeniería social que a motivaciones sanitarias— hacen muy difícil celebrarla con normalidad. Se informará posteriormente de lo que se haga.

Parecidas restricciones hicieron imposible el pasado abril la celebración de la LVII Reunión de Amigos de la Ciudad Católica, que organizan la Fundación Speiro y el Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II. Se trasladó a este octubre, con el propósito de hacerla coincidir con la Cena de Cristo Rey; nuevamente ha habido que cambiar de planes, y la reunión, reducida en su programa, tendrá lugar de manera virtual el mismo sábado 24, D.m.


La celebración de esta fiesta, que se renovará cada año, enseñará también a las naciones que el deber de adorar públicamente y obedecer a Jesucristo no sólo obliga a los particulares, sino también a los magistrados y gobernantes.

A éstos les traerá a la memoria el pensamiento del juicio final, cuando Cristo, no tanto por haber sido arrojado de la gobernación del Estado cuanto también aun por sólo haber sido ignorado o menospreciado, vengará terriblemente todas estas injurias; pues su regia dignidad exige que la sociedad entera se ajuste a los mandamientos divinos y a los principios cristianos, ora al establecer las leyes, ora al administrar justicia, ora finalmente al formar las almas de los jóvenes en la sana doctrina y en la rectitud de costumbres. Es, además, maravillosa la fuerza y la virtud que de la meditación de estas cosas podrán sacar los fieles para modelar su espíritu según las verdaderas normas de la vida cristiana.

S.S. Pío XI, encíclica Quas primas, instituyendo la fiesta de Cristo Rey. 11 de diciembre de 1925.