jueves, 30 de noviembre de 2006

Reunión con Krzysztof Bosak en Madrid

Fuente: Agencia Faro

Madrid, 28 noviembre 2006.
Krzysztof Bosak, el más joven diputado de la historia del Sejm (parlamento de Polonia), representante de la Liga de Familias Polacas, ha asistido en Madrid a la reunión organizada en el Senado por el Consejo de Europa para el lanzamiento de su Campaña contra la mal llamada violencia de género.

Ha aprovechado su paso por la villa y ex corte para reunirse con el jefe de la
Secretaría Política de S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón, así como para visitar, acompañado por el profesor Juan Cayón (de la junta directiva del Círculo Cultural Antonio Molle Lazo), El Escorial, máxima representación de la Monarquía hispánica, que le impresionó grandemente.

En la noche del martes 28,
Krzysztof Bosak, que es también dirigente de las Juventudes Polacas, se reunió para cenar en una conocida taberna madrileña con dirigentes y militantes de las Juventudes Tradicionalistas de España, encabezados por su jefe nacional, con quien también se había reunido durante la tarde. El diputado polaco recibió diversos obsequios, como una insignia de las aspas de Borgoña, llaveros, revistas tradicionalistas y un cuadro, cosido a punto de cruz por una margarita, en el que junto a una boina roja estaba la gloriosa fecha del 18 de julio. Se quería agradecer con ello la defensa que la Liga de Familias Polacas viene haciendo de la legitimidad del Alzamiento Nacional español. También libros sobre historia del Carlismo, revistas y propaganda de Juventudes Tradicionalistas y material sobre Carlismo en lengua inglesa. Krzysztof Bosak agradeció la acogida y los detalles, que venían a satisfacer su interés por el Carlismo.

Antes de la cena explicó a los españoles qué son las Juventudes Polacas, su implantación y acción pública. Explicó que la propia Liga de Familias Polacas no constituye un fin en sí misma, sino que desarrolla actividades religiosas, sociales, de apoyo a la familia, pro vida... De gran interés, pensando sobre todo en quienes aún defienden espejismos europeístas, fue el relato de las extraordinarias dificultades afrontadas en el Parlamento Europeo, incluso para una coalición como la LFP que forma parte del gobierno en su país. A manera de ejemplo: recientemente ha habido en la propia sede del Parlamento Europeo una exposición sobre la explotación de la infancia. La Liga de Familias Polacas contribuyó con varias fotos de niños abortados, que fueron destruidas por diputados del Partido de los Socialistas Europeos. Frente a las protestas ante el presidente de la cámara, el socialista español José Borrell, éste dio la razón a los diputados socialistas agresores.

Durante la cena y la velada posterior se fueron desgranando diversos aspectos sobre la actualidad política y religiosa polaca y española, así como diversas posibilidades de coordinación y ayuda mutua entre ambos movimientos. Bosak ofreció la gran experiencia de su organización en materia de campamentos y otras actividades, y se mostró muy interesado en la red de relaciones internacionales del Carlismo con otros grupos cristianos y contrarrevolucionarios.

Continúan así las relaciones de la
Comunión Tradicionalista con las fuerzas políticas cristianas de otros países, y se estrechan con la vigorosa reacción católica en Polonia.