jueves, 25 de diciembre de 2014

Santa y feliz Navidad

Felicitación navideña, obra de Leocadio Muro Urriza. 1937

Puer natus est nobis, et filius datus est nobis: cuius imperium super humerum eius: et vocabitur nomen eius, magni consilii Angelus.

El Círculo Cultural Antonio Molle Lazo desea a sus socios, simpatizantes, amigos y correligionarios una santa y feliz Navidad.

martes, 16 de diciembre de 2014

De Montejurra a Podemos

La web principal de la Comunión Tradicionalista ha publicado un editorial de considerable importancia, con unas «breves consideraciones sobre el carlismo y su responsabilidad en la hora actual» a las que el Círculo Cultural Antonio Molle Lazo se adhiere enteramente. Lo reproducimos a continuación.

Aquello todavía era Montejurra carlista. 1968.
En un libro reciente sobre el carlismo, los autores cuentan los hechos de Montejurra del 9 de mayo de 1976 desde la perspectiva sesgada que a veces maneja uno de los grupos tradicionalistas hoy existentes. Esa versión pretende, de una parte, que S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón no siguió los consejos que se le dieron sobre la inoportunidad y peligro de intentar recuperar para el verdadero carlismo el vía crucis y el acto político de Montejurra que, bajo la dirección de Carlos Hugo, se había convertido en un aquelarre de las izquierdas separatistas y de todo tipo. No tienen en cuenta que, en la monarquía tradicional —que es, como suele decirse templada— una de las prerrogativas que cae directamente bajo la responsabilidad del Abanderado, sea Rey o Regente, es la defensa de la Patria. En eso, ni él tiene por qué atender a consejos, ni cabe la desobediencia.

De otra parte, describen aquellos acontecimientos como una provocación, cuando, de hecho, fueron los carlistas verdaderos quienes fueron brutalmente hostigados por una multitud, muy superior en número, compuesta por el ya entonces decreciente socialismo «carlista» y por miembros de organizaciones izquierdistas invitadas (PCE, PSUC, PTE, ORT, MCE, PSP, PSOE, etc., sin olvidarnos de ETA), que, con palos y piedras primero, con más medios después, pusieron en verdadero peligro sus vidas y también la de Don Sixto Enrique, ante la completa pasividad de la Guardia Civil allí presente.

Aquel suceso —eso también lo olvida el libro al que aludimos— fue cuidadosamente preparado por las autoridades civiles y militares que, a los pocos meses de la muerte de Franco, ya le habían traicionado en su corazón (o, según otra interpretación, completaban los cambios por él iniciados) y, como necesidad imperiosa de la malhadada Transición, decidieron  deshacerse del molestísimo carlismo, provocando un enfrentamiento. Aprovecharon la ingenua confianza del Delegado Nacional del Requeté, quien notificó a las autoridades que se recuperaría Montejurra, para prometer hipócritamente que evitarían los disturbios. Luego hicieron exactamente lo contrario. Hay innumerables testimonios de ello de una y otra parte.

Lo malo no es que abrieran una brecha entre el oportunista socialismo de Carlos Hugo y el carlismo real, porque era inevitable y ya existía. Lo malo es que aquellos hechos, a nuestro juicio justificados y hasta heroicos, hayan servido para pretender fundamentar un rencor inextinguible entre los tradicionalistas. La jugada del Gobierno en 1976 —sobre la que planea la sombra del cuartel general de la OTAN y el Departamento de Estado de los EE.UU.— no podía haber sido más eficaz y no es sólo culpa suya.

Treinta y ocho años después, las cosas han cambiado mucho. Las izquierdas se unen hoy bajo la égida de Podemos, y pueden representar un peligro inminente para la Patria y la Religión. Las derechas son el equivalente casi exacto de la izquierda «europea» de Felipe González: la imitan hasta en el saqueo de las arcas públicas. Por su parte, habremos de reconocer —por poco honrados que seamos— que los eclesiásticos situados al frente de la barca de Pedro ya ni siquiera ofrecen, con la firmeza anterior, aquella dudosa salida de mínimos de los principios «no negociables». Ya no se pueden tener en cuenta sus consignas ni en defensa de la familia. En fin, cualquier esperanza que pudieran haber suscitado los hijos de Carlos Hugo, también es evidente que ha desaparecido y que el único príncipe cristiano, en sentido estricto, que existe, a día de hoy, es Don Sixto Enrique.

Ante estos hechos, ahora más que nunca, deben desaparecer las disensiones que hasta hoy han paralizado a quienes, fuera de diferencias prudenciales, siguen manteniendo en su fuero interno el reinado social de Nuestro Señor Jesucristo, la entrega debida a España, la necesidad de mantener la organización tradicional de la sociedad y el gobierno real, pero limitado, del Rey. Es inmensa la responsabilidad que tendremos, ante Dios y ante nuestros descendientes, si no vencemos las trabas interiores que nos impiden emprender una acción unida y eficaz. Que por nosotros no quede.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Madrid 4 de diciembre: El último catalán

El más reciente libro de Javier Barraycoa, su primera novela, El último catalán, será presentado al público en Madrid este jueves 4 a las 19:30 (siete y media de la tarde) en el Gran Hotel Velázquez (C/. Velázquez, 62; Metro Velázquez, Núñez de Balboa). Presenta al autor Amando de Miguel.

Al finalizar el acto, el autor firmará ejemplares de su libro. Podrán adquirirse in situ.

El último catalán
es una sátira de una imaginaria Cataluña independiente, escrita con todo el corazón.

Sinopsis: Año 2083. La República Islamodependiente de Cataluña (RISC) celebra el 50 aniversario de su «Gloriosa e Intrépida Independencia». La inestabilidad política iniciada en un fatídico 2014, generará crisis política tras crisis política. Un lánguido Estado español no puede detener el proceso de secesión gracias a una movilización masiva de musulmanes y otras fuerzas emergentes —algunas estrafalarias— que se suman a la causa de la independencia catalana. Una vez lograda, una élite política burguesa, endogámica y tarada —heredera del proceso pre-independentista— tiene que lidiar con diferentes facciones enfrentadas: el lobby de los «Gaytalanes», el grupo «Al-Catalán», «Catalanes para Cataluña», «Tortosa es nuestra» e incluso «Nueva Patria China», entre otros. Los primeros años de independencia fueron muy precarios. Las conspiraciones políticas entre los diferentes grupos, la presión del Estado español, y la aparición de secretas fuerzas insurgentes pusieron en el peligro la Nueva República. Tras medio siglo, la República Islamodependiente de Cataluña (RISC) logra consolidarse y la disidencia es aniquilada. Todo ello se consigue gracias al desarrollo de un imponente aparato administrativo y burocrático capaz de controlar físicamente a buena parte de la población; y a un profundo adoctrinamiento ideológico y simbólico que domina las almas. Excepto los más mayores, ya muy pocos recuerdan el pasado en la Nueva República y lo que un día fuera la Cataluña de siempre. Coincidiendo con el 50º aniversario de la Independencia, José Casademunt, un campesino de los Pirineos catalanes nacido en el 2004, a sus casi 80 años recibe una carta de la Administración Pública. Su masía, que había albergado a toda su saga familiar durante siglos, va a ser expropiada por la República Catalana. Ello le obliga, contra su voluntad, a iniciar un viaje a la capital de la República. que en su familia se conoce desde siempre con el sobrenombre de «La Gran Babilonia». Siendo joven, ya había recorrido ese mismo camino tres veces y, en todas ellas, estuvo a punto de perderse su alma. Pero ahora José ya se acerca al final de sus días y esta última andadura le permitirá recuperar la memoria de sus vivencias de juventud; de aquella Cataluña y aquellas gentes que ya no existen. Todo ha sido fagocitado por una estructura de poder carente de espíritu y vida. El último recorrido vital para salvar su casa confluye con un viaje iniciático para reconquistar la esperanza perdida por los años. Debe encontrar el sentido de su desgraciada existencia y salvar su alma. Este itinerario se recorre en un viaje interior salpicado de recuerdos, algunos vividos en su juventud y otros preservados en la memoria de la saga familiar sobre sus ancestros que dejaron mella en sus descendientes. Las remembranzas le permiten dotar de sentido a lo que en un principio es una lucha estéril, sin sentido y abocada al fracaso.

Javier Barraycoa Martínez (Barcelona, 1963) es doctor en Filosofía. Profesor de Sociología en la Universidad de Barcelona durante dieciocho años, es actualmente Director de Estudios de Ciencias Políticas de la Universidad Abad Oliva CEU. Colaborador habitual de las Reuniones de Amigos de la Ciudad Católica y de la revista Verbo, es autor de obras como Ruptura demográfica: un análisis de los cambios demográficos (1998); El trabajador inútil: reinventando el proletariado (1999); Tradicionalismo y espiritualidad en Antonio Gaudí (2002, con César Alcalá); Sobre el poder, en la modernidad y la posmodernidad (2003); Tiempo muerto: tribalismo, civilización y neotribalismo en la construcción cultural del tiempo (2005); Fundamentos sociológicos de la corrección política (2008); Los mitos actuales al descubierto (2009); Historias ocultadas del nacionalismo catalán (2011); Cataluña hispana (2013); Doble abdicación (2014). Y coautor de otras, como A los 175 años del Carlismo. Una revisión de la tradición política hispánica (2008-2011), en la que contribuye con «El carlismo catalán»; Narciso en el espejo (2009); Hombre/Animal. La disolución de una frontera (2011) y El Gran Hermano te vigila (2013).

Barraycoa Martínez, Javier, El último catalán. Editorial Stella Maris, Barcelona 2014. ISBN 9788416128280. Tapa dura, 15 x 23 cm. 286 páginas.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Madrid 3 de diciembre: Morir bajo tu cielo

El Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II pone en marcha una nueva actividad: los «Coloquios de Fuego y Raya». El primero tendrá lugar (D.m.) el día 3 de diciembre de 2014, miércoles, fiesta de San Francisco Javier, a las 20 horas (ocho de la tarde), en sus locales de Madrid, calle de José Abascal (antes del General Sanjurjo) 38, bajo izquierda (Metro Alonso Cano, Gregorio Marañón, Iglesia), y consistirá en un diálogo del escritor Juan Manuel de Prada con los profesores Miguel Ayuso y José Miguel Gambra, a propósito de su última novela Morir bajo tu cielo.

Fuego y Raya, revista semestral hispanoamericana de historia y política, es una publicación del Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II, que evoca ya desde su título la gesta de Hernán Cortés y Francisco Pizarro. Con los «Coloquios de Fuego y Raya» se pretende ofrecer nuevos elementos de reflexión sobre la tradición hispánica y su papel en el mundo actual.

Esta convocatoria en Facebook:
https://www.facebook.com/events/1522635794663503/