sábado, 19 de febrero de 2005


La sala del Hotel Colón en la que se desarrolló el acto se llenó hasta el punto de que no hubo sillas suficientes para todos los asistentes.